La sosa en los jabones

Químicamente, el jabón es una sal producto de una reacción entre ácidos grasos e hidróxido de sodio o potasio, es decir, aceite y sosa o potasa. Esta reacción se denomina saponificación. La sosa se obtiene mediante el tratamiento de disoluciones acuosas de cloruro sódico (sal común) o salmuera. No en vano las primeras fábricas jaboneras se colocaron en la zona mediterránea, donde tenían olivos en abundancia, para conseguir aceite, y el mar del cual obtener sosa.

jabones

Diferentes jabones elaborados en Bellamoza

La sosa cáustica es una sustancia sólida y blanca. Se presenta habitualmente en forma de escamas o perlas. Es muy corrosiva, de pH muy alto (alcalino) y por lo tanto bastante peligrosa. Es muy importante protegerse, si trabajamos con ella, utilizando siempre guantes e incluso mascarilla y gafas protectoras, ya que desprende vapores muy irritantes para los ojos o si los respiramos. Además al mezclar sosa con agua, esta llega casi instantáneamente a los 80º C de temperatura de manera espontánea.

Hidróxido sódico en perlas

Hidróxido sódico en perlas

Sin embargo, esta peligrosidad de la sosa no debe preocuparnos a la hora de utilizar jabones. En la fabricación de jabones, una vez hecha la mezcla de aceites y sosa se debe dejar reposar durante unas 3-4 semanas para que la saponificación se lleve a cabo completamente. Es decir, una vez maduro el jabón y listo para su uso, en él no hay absolutamente nada de sosa. Se hacen cálculos muy específicos para saber qué proporción de aceites, agua y sosa se deben emplear en cada mezcla, para garantizar una buena saponificación. Esto se controla también con mediciones de pH.

Esta reacción da también como subproducto glicerina, que en los jabones industriales suele retirarse para ser empleada después en esos jabones compuestos únicamente de glicerina que conocemos transparentes habitualmente tan coloridos. En el proceso tradicional, la glicerina queda mezclada con el jabón, dando lugar a un jabón más hidratante y suave de manera natural. Además, cada jabón tiene diferentes propiedades que le confieren los distintos aceites que se utilicen en su elaboración, así como el resto de ingredientes que puedan tener: plantas o flores, semillas, arcillas, etc.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s