Secretos de la piel: la piel grasa

La piel grasa se caracteriza por su aspecto brillante, poros dilatados y la presencia de puntos negros y espinillas. La causa de estos problemas es una hiperactividad de las glándulas sebáceas.

Esto comienza en la pubertad, con el aumento de la actividad glandular general, que suele volver a la normalidad en la veintena, aunque en algunos casos permanece durante la edad adulta.

Sin embargo, estos mismos efectos pueden también ser producidos por fenómenos irritativos o por un uso excesivo de cosméticos oleosos.

¿Qué problemas tiene la piel grasa?

El principal problema de la piel grasa es el acné. Básicamente, la mezcla de queratina y exceso de sebo obstruye los poros de la piel, provocando el denominado punto negro. Los puntos negros  a su vez, pueden provocar espinillas, consistentes en acumulaciones de grasa bajo el poro obstruido.

A priori, el acné no es un proceso infeccioso, pero es muy posible que las bacterias penetren con la erupción de las espinillas provocando la infección. Esto puede provocar que la piel quede marcada con cicatrices.

¿Qué cuidados debe tener una piel grasa?

Los cuidados de una piel grasa consisten en una adecuada limpieza para eliminar regularmente el exceso de grasa sin estimular la piel, a fin de que esta no aumente su producción.

Para ello es recomendable utilizar un jabón suave, no demasiado alcalino ya que puede estimular el crecimiento microbiano, o leches limpiadoras ligeramente detergentes. Posteriormente es recomendable el uso de una loción o tónico astringente que reduzca la producción de sebo e incluso con un pequeño contenido en alcohol como desinfectante cutáneo. No hay que olvidar la importancia de mantener la piel correctamente hidratada para no estimular una sobreproducción sebácea. Finalmente, son recomendables también las mascarillas oleoabsorbentes al menos una vez a la semana.

¿Qué te ofrece Bellamoza para la piel grasa?

La leche limpiadora Bellamoza es adecuada para todo tipo de pieles ya que sus principios activos limpian profundamente la piel a la vez que mantienen su hidratación, con lo cual no se estimula la producción de grasa.

El tónico facial para pieles grasas contiene extracto de hamamelis, su actividad astringente reduce la producción de sebo y reduce el crecimiento bacteriano.

La crema hidratante con gel de Aloe vera mantiene la hidratación, su consistencia suave y poco oleosa la hacen especialmente adecuada para pieles con tendencia grasa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s