La increible pero cierta historia de cómo el tónico se enamoró de la leche limpiadora

En lo más alto de la estantería de baño

Una leche limpiadora lloraba desconsolada

Pues se aburría amargamente

Y se sentía solitaria.

De repente un día

Sobre un corcel blanco vio llegar

Al más apuesto tónico

Para piel normal.

Y Cupido, que por allí pasaba,

Tiró una flecha al aire, como quien no quiere la cosa,

Y no hará falta explicar porqué

El tónico vio en la leche a la más hermosa.

Desde ese día en adelante

Leche y tónico retozan

Siempre juntos en limpieza

Lo sabe bien Bellamoza.

2 Respuestas a “La increible pero cierta historia de cómo el tónico se enamoró de la leche limpiadora

  1. Mmmmm qué poema más bello, moza!!!

    A ver si hoy todos los tónicos, y leches limpiadoras lo pasan requetebien!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s